Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Meditación’ Category

Icono pidiendo silencioLa experiencia del silencio, la búsqueda de un espacio de profunda quietud interior, que es la base de las meditaciones, oraciones y experiencias místicas en todas las grandes religiones de la humanidad, nos ofrece un puente para acceder a nuestra propia espiritualidad, que es la fortaleza que necesitamos para tratar de una forma nueva y creativa con nuestra realidad cotidiana y los conflictos que a menudo se presentan en ella.

En el silencio profundo y sereno, en la contemplación de tal silencio pleno, se nos abren las puertas a esta comunicación divina y trascendente, es lo que se conoce como meditación. El silencio es el puente de comunicación entre lo divino y lo humano, nos abre a la experiencia del amor de Dios. El silencio espiritual prepara el corazón y la mente para comunicarnos con Dios.

El silencio espiritual nos proporciona energía pura y altruista de la Fuente Creativa, pidiendo_silencioabriendo horizontes ilimitados de nueva visión. Para liberar al ser de la negatividad, necesitamos silencio. Absortos en la profundidad del silencio, iniciamos un proceso de renovación interior. En esta renovación, la mente se limpia, facilitando una percepción diferente de la realidad.

El silencio lleva nuestra energía mental y emocional a un punto de concentración donde podemos encontrar la quietud. Sin esta quietud interna, en las situaciones difíciles o problemáticas nos sentiremos a menudo como una marioneta arrastrada por las diversas cuerdas de las influencias externas. Este punto de quietud interior es la semilla de la autonomía que corta tales cuerdas y termina con la pérdida de energía.

El silencio sana. Es como un espejo. El espejo no culpa ni critica, pero ayuda a ver las cosas como son, ofreciéndonos un diagnóstico que nos libera de los pensamientos erróneos. El silencio revive la paz original del ser, una paz que es innata, divina, que cuando se invoca fluye por el ser armonizando y sanando cada desequilibrio.

pocoyoEl silencio es el lenguaje para comunicar con Dios. Silencio unido al amor. Donde hay amor, la concentración es natural y estable, como una llama serena de una vela que irradia su aura de luz. Cuando la mente humana está absorta en el pensamiento de Dios, la persona siente la armonía de la reconciliación en profundidad. En esta unión silenciosa de amor uno llega a estar completamente reconciliado, no como un proceso intelectual, sino como un estado del ser.

De esta experiencia de Dios, aprendemos a vernos como un canal de comunicación… desarrollamos la capacidad de canalizar este amor divino y espiritual, para el beneficio de todos.

Procedencia: Boletín de la Asociación Espiritual Mundial Brahma Kumaris

¿Te gustaría recibir en tu correo estas “Reflexiones Espirituales”?

Regístrate Ahora

las-voces-del-silencio

las-voces-del-silencio

Anuncios

Read Full Post »

Una de las causas principales, sino la principal, de que nuestra transformación interior se demore y los viejos patrones, causantes de nuestro malestar e intranquilidad, sigan afectándonos en la vida, es la falta de determinación y enfoque.

La mente abstraída

La mente es fácilmente distraída en muchas direcciones. El conocimiento espiritual nos recuerda que nuestra naturaleza verdadera, como seres espirituales, es elevada y digna, nuestra verdadera esencia es de grandeza y autenticidad. Necesitamos permanecer conectados con nuestras cualidades originales y soltar y distanciarnos de todos los hábitos negativos del ego y la conciencia limitada.

Aún así, incluso con las mejores intenciones y a pesar de que de vez en cuando creamos pensamientos llenos de (más…)

Read Full Post »

Convierte la meditación, la observación de tu mente y de tus emociones en una práctica habitual, y veras ocurrir más de un milagro en tus días.

Medita cuando caminas.

Medita cuando esperas al autobús.

Medita cuando friegas los platos o preparas la comida.

Medita cuando trabajas

(Si tu trabajo es peligroso, medita en lo que estás haciendo. Y si no lo es, tampoco te vendrá mal).

Medita cuando te hablan tus padres, o tus hijos

(Pon toda tu atención en lo que te están diciendo, y no dejes a tu mente divagar, ni juzgar. Tan solo escucha).

Medita al levantarte en la mañana

(Por unos pocos minutos, organiza positivamente tu día)

Medita al acostarte en la noche

(Agradece que tu día llego a buen término, que tuviste alimentos, que tienes un edredón para protegerte del frio, y pide para el día siguiente un poco más).

Medita con todos tus sentidos,

y la meditación creará para ti una vida de felicidad y serenidad,

que inundará todas tus experiencias.

No lo olvides.

Tu vida mejorará de manera espectacular.

Medita sobre esto que leíste.

Medita.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: